BANANO DE COSTA RICA

La actividad bananera es un motor económico y social para el país, genera alrededor de 40.000 empleos directos y 100.000 indirectos. Solo en la provincia de Limón, se genera el 76% de la mano de obra local.

Costa Rica es uno de los tres países exportadores de banano más importantes del mundo, logrando colocar alrededor 120 millones de cajas al año, lo que representa cerca de $1.000 millones en divisas anuales.

El sector bananero costarricense, es reconocido a nivel nacional e internacional, por el gran esfuerzo que ha realizado para investigar constantemente cómo aumentar la productividad de las fincas bananeras y reducir la utilización de agroquímicos en las plantaciones.

Así mismo, Costa Rica es reconocida porque produce banano en armonía con los trabajadores y con el ambiente.

En el año 2011, la industria bananera costarricense recibió una renombrada distinción con la obtención de la Indicación Geográfica “Banano de Costa Rica”, esta es la primera indicación geográfica registrada en Costa Rica y en Latinoamérica, la cual permite resaltar el valor agregado por diferenciación e informar al consumidor sobre el origen del producto, su calidad y reputación.

La Indicación Geográfica (IG) es un sello distintivo que identifica la procedencia y la calidad del producto y certifica las condiciones en las que ha sido producido. El reconocimiento de IG para el banano de Costa Rica evidencia los estándares de producción en estricto compromiso social y ambiental.

Costa Rica es el único país exportador de banano que posee tan importante reconocimiento, esto es producto de su compromiso social y ambiental.

Consejo Institucional Bananero (CIB)

El CIB tiene entre sus obligaciones, establecer programas que permitan visibilizar el aporte del sector bananero y mejorar la imagen corporativa tanto del sector como de CORBANA.
Con fondos aportados por los bananeros, se han desarrollado, de manera permanente diferentes proyectos que incluyen distintas áreas:

Educativa, deportiva, ambiental, social y de salud. La mayoría de los proyectos se implementan en zonas aledañas a las fincas bananeras.

El CIB y CORBANA también desarrollan campañas informativas sobre cómo se produce el banano de Costa Rica en tres de los mercados más importantes de la Unión Europea: Reino Unido, Bélgica y Alemania.

El CIB está integrado por: CORBANA, Dole, Chiquita Costa Rica, Del Monte, Cámara de Productores Bananeros Independientes (APROBAN), la Cámara Nacional de Bananeros (CANABA) y Agencia Interamericana de Comunicación como asesor de imagen.

Comisión Ambiental Bananera (CAB)

Conscientes de la importancia de proteger el ambiente y producir en equilibrio con la naturaleza, en el año 1992, el sector bananero costarricense, de manera voluntaria, decide crear un órgano para auto controlar el tema ambiental en las fincas productoras de banano.

Así nace la Comisión Ambiental Bananera, CAB, (entidad que incluye diferentes organizaciones) y a través de ella se establecen los requerimientos ambientales de las zonas productoras de banano para impulsar un modelo de producción responsable y sostenible que vele por la protección del ambiente y la sostenibilidad de la producción bananera.


La CAB está integrada por diferentes organizaciones:


En aras de proteger los recursos naturales la CAB trabaja en los siguientes ejes:

AGUA

El 90% de las plantas empacadoras vela por el ahorro de agua mediante un sistema de recirculación, en donde el agua pasa continuamente y se evita el desperdicio. También se disminuyó la profundidad de las pilas para reducir la cantidad de agua utilizada en el lavado de la fruta.

RECICLAJE

El 100% de las fincas bananeras cumple con un adecuado manejo de los desechos sólidos, reciclando los plásticos como bolsas y mecates utilizados en el proceso del cultivo, además se han instalado trampas para impedir que los residuos sólidos se vayan a diferentes cuerpos de aguas.

El plástico es enviado a centros de reciclaje para producir otros materiales que pueden ser utilizados en procesos del sector bananero.

PROTECCIÓN DE BOSQUES

El sector bananero de Costa Rica consciente de la importancia de conservar la flora y fauna, así como de contribuir a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero ha destinado más de 12 mil hectáreas entre reservas forestales y bosque manejado como parte del compromiso ambiental de 1992.

AUDITORÍAS AMBIENTALES

Con el objetivo de evaluar el cumplimiento y la eficacia del sistema de gestión ambiental del sector, se auditan con regularidad las fincas bananeras del país considerando el aspecto ambiental y social.

Los temas valorados dentro de la evaluación son la capacitación, el manejo de desechos y el manejo seguro de plaguicidas. En cuanto al aspecto social, se verifican temas como salarios mínimos y libertad de asociación.

Proyectos de Apoyo Social

A lo largo de su trayectoria, el sector bananero a través de CORBANA y el Consejo Institucional Bananero, han desarrollado una serie de proyectos de impacto en las comunidades de influencia de las fincas bananeras.

En esta memoria social se comparte el desarrollo cronológico de los proyectos sociales que han sido impulsados en los últimos 16 años, los cuales han generado gran impacto en las personas, el ambiente y su entorno.

La Corporación Bananera Nacional, aparte de cuantificar la exportación de banano de Costa Rica, cuenta con un departamento de para realizar un monitoreo estratégico para optimizar las decisiones gerenciales mediante el estudio permanente de las condiciones del mercados nacional e internacional.

Parte de los aspectos que se analizan son oportunidades de nuevos mercados, precios de la fruta, desafíos y circunstancias que puedan afectar el comercio bananero nacional e internacional.

 

Costa Rica exportó aproximadamente 121 millones de cajas de banano con un peso de 18,14 kilos cada una en 2019; es decir, alrededor de 2.188.685 toneladas métricas.



    
Históricamente la producción bananera costarricense tiene como destino el mercado de Estados Unidos y a la Unión Europea. Tal situación se mantiene para 2019, pues la Unión Europea adquirió el 53,2% de la fruta nacional y Estados Unidos un 32,2% de la exportación bananera. Otros mercados recibieron un 16,4% del banano costarricense, donde destacan Islas Vírgenes Americanas, Ucrania, Turquía, Noruega, Rusia, República Popular de China y Arabia Saudita. En el mercado estadounidense la mayor parte del banano de Costa Rica se importa a través de los puertos de la Costa Este, debido a razones geográficas. En la comunidad europea la fruta se descarga en los puertos de Reino Unido, Holanda, Bélgica, Italia, España, Alemania, Portugal, República de Irlanda y Finlandia; siendo estos países europeos los mayores consumidores del banano de Costa Rica.

En Costa Rica el cálculo de la productividad es el resultado aritmético de dividir el volumen de exportación entre las hectáreas en producción. Costa Rica tiene uno de los más altos niveles de productividad bananera del mundo por su alto grado de tecnificación e investigación en materia bananera.

Así, la productividad bananera nacional se situó en 2.805 cajas por hectárea en 2019.

 

El ingreso de divisas proveniente de las exportaciones de banano totalizó US$1.004,5 millones, registrando una reducción (-2,0%) con respecto al 2018 cuando registró US$1.025,0 millones.

La participación de la exportación de banano con respecto al valor total de las exportaciones nacionales representó un 7,6% en 2019 según cifras del Banco Central de Costa Rica (BCCR)

 

Beneficios Económicos del Sector Bananero

wdt_ID DETALLE CONTRIBUCIÓN
1 Participación en las Exportaciones Totales 7,6%
2 Participaciones en las Exportaciones Agrícolas 36,3%
3 Participación en el PIB Nacional 2,0%
4 Participación en el PIB Agrícola 43,0%
5 Generación del empleo total entre los ocupados 6,5%
6 Valor FOD (Millones US$) US$1.004,5
DETALLE CONTRIBUCIÓN

El área bananera de Costa Rica alcanzó 43.013 hectáreas en producción durante 2019, lo cual equivale a una disminución (-0,1%) con respecto al 2018.

En promedio en Costa Rica se utiliza casi un trabajador directo por hectárea de plantación según estimaciones. Este es uno de los índices de ocupación laboral más altos de toda la industria agrícola. Por lo tanto, los empleos directos generados por la industria bananera ascendieron aproximadamente a 40.000 en 2019. Además, el sector genera cerca de 100.000 plazas de manera indirecta en actividades conexas, tales como comercio, fábricas de insumos y transporte.

Es un empleo permanente, pues la recolección de la fruta y el mantenimiento general de las plantaciones se realiza todas las semanas, permitiéndole al obrero bananero permanecer empleado todo el año.

Sección de Estadisticas, CORBANA.