Solidarismo celebra bodas de oro

El solidarismo se originó en Costa Rica en la década de los 40´s, su fundador fue Alberto Martén. La idea principal del solidarismo fue solucionar los problemas obrero patronales y mejorar las condiciones sociales de los trabajadores.

Luego de muchos años de trabajo la paz social y laboral reina en el sector bananero costarricense, gracias al valioso aporte de la Escuela Social Juan XXIII, los Comités Permanentes de Trabajadores y el apoyo de los productores.

“El Solidarismo se ha convertido, con el pasar del tiempo en una forma de vida dentro de las fincas bananeras, los trabajadores y las trabajadoras han ido incorporando la actitud de la solidaridad en su vida diaria, no como un hecho aislado cuando se presenta una emergencia, sino como una constante que les ha permitido mejorar, poco a poco, sus condiciones de vida y con ello la de sus familias”, destacó Carlos Nieto Director Unidad de Responsabilidad Social y Solidarismo.

Precisamente el 22 de marzo se realizó una actividad para celebrar los 50 años de la Escuela Social Juan XXIII, para destacar los logros que ha dejado el solidarismo en Costa Rica, además de la paz y armonía entre trabajadores y productores.