Corbana insiste en que fumigaciones bananeras están bajo control

Sergio Laprade, director de la Comisión Ambiental Bananera de la Corporación Bananera Nacional (Corbana), insiste en que las fumigaciones realizadas por empresas bananeras en las plantaciones están bajo control.

Esto a raíz de una denuncia hecha por el diputado limonense Abelino Esquivel, en la cual, en una fotografía, se puede ver  un avión que habría rociado a varias personas que jugaban un partido de fútbol.

Según Laprade, existe todo un estudio técnico previo, el cual crea una zona de amortiguamiento para las fincas. Así, parte de la función de la Comisión es vigilar que se respeten esas zonas.

En el caso denuncia hecha por el diputado, el  Director insistió que ellos requieren la matrícula del avión para poder proceder.

“Requerimos la matrícula del avión para poder identificar si de verdad pasó por encima de la plaza rociando, porque ellos se manejan con un mapa y tiene un cierre automático de aspersores, pero si el piloto pasó por encima de la plaza, es culpa de él y la denuncia caería sobre Aviación Civil”, explicó Laprade.

Sin embargo, el diputado Esquivel insiste en que no son casos aislados y que las personas son rociadas a menudo, por lo cual sufren problemas de salud.

Según Corbana estás son los controles que las empresas deben cumplir al momento de fumigar las fincas:

*Los aviones utilizados para las aplicaciones áreas en las fincas cuentan con la última tecnología, basada en buenas prácticas agrícolas; es decir, se utilizan equipos electrónicos para asegurarse de que la aplicación del producto se realiza dentro de la plantación.

*El equipo genera los registros respectivos que permiten corroborar el área y que el producto no se salga del límite establecido.

*Las aplicaciones áreas se realizan sin personal en el campo.

*Las zonas de amortiguamiento en las fincas bananeras están definidas según el Reglamento de Aviación Agrícola, el cual indica que deben existir 30 metros reforestados entre viviendas, caminos y la plantación, siempre y cuando se realicen las aplicaciones por vía aérea.